Los tapones no salvan tu matrimonio

El otro día me encontré con un anuncio de instagram que rezaba «SAVE YOUR MARRIAGE» («Salva tu matrimonio«). Anunciaba tapones para los oídos.

  • ¿Para quién? Para la persona que no ronca y que duerme perfectamente, que suelen ser las mujeres.

  • ¿Por qué? Aún estoy buscando la respuesta a por qué narices se empeñan en que las mujeres solucionen el problema cuando el problema NO es suyo. O no solo, como en otros casos. Si el que ronca eres tú, ¿por qué tengo yo que ponerme unos tapones, por cómodos que sean? Aquí como siempre a recoger los platos rotos de otros. Al margen de que tu matrimonio se romperá por mil razones, pero dudo que la más importante sea que tu pareja ronca y no hayas caído en comprarte unos tapones. Y si es por esa razón, no tengo nada más que añadir, señoría.

  • Se dice, se comenta:
    • Ya te acostumbrarás: Lo que viene siendo un «aguanta chica, es lo que hay» de los años 50.
    • Pues ponte tapones: ¿Por qué tengo que dejar de oir todo, si lo único que quiero dejar de oír son sus ronquidos? Tengo hij@s, ¿tengo que dejar de escucharles también?
    • Es que tienes el sueño muy ligero. Tomate una valeriana o algo: De nuevo, ¿por qué me tengo que tomar yo nada? ¿hello?
    • La única solución que le ha dado el médico es la cpap, pero claro, pobrecito, no se va a poner eso para dormir: Claro, pobre. Yo duermo 1h por la noche, ¿donde está mi «pobrecita»?
    • ¿Y qué quieres si no, terminar durmiendo en habitaciones separadas? No claro que no guapi, mejor sigo con la privación de sueño de por vida. Lo que sea. Tranquilo que ya me ocupo yo de que puedas roncar agusto.
  • El contexto: ¿Hay más casos? Haberlos, haylos.
    • Acoso callejero: El problema es del porcentaje de hombres que no rigen y se dedican a acosar y a violar, ¿pero a quién van dirigidos los consejos y soluciones? A ver si os suenan: «ten cuidado cuando salgas hoy«, «no vuelvas sola a casa, que te acompañe alguien«, «cógete un taxi por si acaso«, «avísame cuando llegues«, «no vayas por calles oscuras«, cursos de defensa personal, sprays de pimienta. ¿Sigo?
    • Hasta el vanagloriado curso de «I am Remarkable» de Google del que siempre me he considerado muy fan, se empeña en que el problema lo tenemos que solucionar nosotras. ¿Que en el trabajo no sabes cómo promocionarte? ¿te miran mal por ser mujer y presumir de logros? Pues te enseñamos a solucionarlo a ti con este cursito. Para que te comportes más como un hombre. Empodérate tú solita. ¿Para cuando un «She is remarkable too» dirigido a hombres?.

  • Conclusión: Dejad de pensar que esto es como cuando tenías un problema de pequeño o se te perdía algo y la solución estaba siempre en tu madre. Un poco más de responsabilidad individual y colectiva, por favor.

**Fun fact: Respondí al anuncio en instagram preguntándoles por qué si una persona roncaba era su pareja la que tenía que ponerse algo. Que la responsabilidad de solucionarlo debería recaer en quien ronca. Me contestó diciendo «Good luck with that». He intentado recuperar el anuncio y el comentario para ponerlo aquí, pero ha desaparecido misteriosamente…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: