Memorandum

Una parada de autobús. El sentimiento de llegar pronto, siempre. El nudo en la garganta. Marañas de pensamientos sin deseneredar. Café cortado, junto al radiador. Culpa de haber sido imprudente, tanto tiempo. Latigazos de culpa crónicos. Ganas de sentirme especial. Miedo de no serlo. Jugar a aplastar el arroz con tomate. Querer acordarme de todo lo que pasó y no poder. Que nadie quiera contarte lo que pasó. Dolor en la garganta. Preguntas. Elvis Karlsson. Ganas de empezar de nuevo en cualquier otra parte. Andar bajo la lluvia sin paraguas. El libro de los aristogatos. Llamadas perdidas en tiempos analógicos. La vida en gris. Si te esfuerzas puedes… desaparecer… en bucle. El pasado siempre vuelve.

Podría escribir los versos más absurdos esta noche. Escribir, por ejemplo, que el piano estaba roto cuando lo compraste. Y que suena lastimero cuando lo aporreas, abstraído. Tu mundo te absorbe demasiada energía. Y no te das cuenta de que ya no hay melodía. Volveran las golondrinas esmeralda. En tu ventana, sus melodías a cantar. Pero tú… tú ya no estarás.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: